Más SEO. No gracias

Dejé de hacer “SEO” hace mucho tiempo (y no porque haya muerto como algunos dicen). Y creo que quien todavía hace “SEO” –o pretende hacerlo- sigue viviendo una especie de falacia y peor aún; puede que sus clientes sigan confiando en él.

Como estrategia aislada el “SEO” se convirtió en una especie de “isla” solitaria, viaje sin retorno.

Sí. Hoy las empresas necesitan mucho más que “SEO” para hacer que sus negocios en línea sean efectivos. Necesitan una verdadera estrategia digital que incluya mucho más de lo que puedes imaginar; incluyendo SEM como lo dije en un artículo pasado, y mucho más la parte del análisis web.

Si eBay perdió más de 200 milllones de dólares porque sus portales “sufrieron” pérdida de posiciones orgánicas y aún es rentable, imagina lo que puede ocurrir con tu (pequeño) negocio si desapareces de las posiciones privilegiadas que ostentas hace muchos meses o años si dependes del “SEO”. Pero esto no cuestión exclusiva del “SEO”. Va más allá.

Para los que siguen hablando sobre “SEO” con aquella relevancia de hace 10 años atrás como si fuera el gran descubrimiento del siglo XXI, es quizá un buen momento para que actualicen sus hojas de vida y se pongan al tanto de lo que pasa en la vida real.

No hay que ser ingenuos: un negocio en Internet que no considere a Google su socio comercial está perdido.

Pero no es casualidad que las empresas inviertan más dinero en AdWords que en “SEO” –ha sucedido desde hace mucho tiempo atrás. ¿Por qué lo han hecho? Pues no porque el “SEO” dejó de significar su fuente de tráfico principal, si no porque este no le generaba ganancias (utilidades).

show-me-the-money

Y es que el “SEO” nunca se trató (solo) de alcanzar posiciones

Muchos dejaron de confiar en el “SEO” pues les prometieron posiciones pero no ventas. ¿Te imaginas? Sin ventas no hay forma de mantener cualquier negocio, sea físico o en línea (sentido común).

Por lo tanto el “SEO” también debería ser sinónimo de ventas. Cualquier modelo de negocio que utilice el “SEO” solo para figurar en un TOP10 donde nadie busca y por ende, nadie consume: está en serios problemas.

No te cuestiones “qué” ni “por qué” hacer “SEO”; si no, ¿Para Qué?

Yo dejé de hacer “SEO” hace mucho tiempo. Pero no malinterpretes: ahora hago “SEO” con objetivos claros, como el de sonar la caja registradora de mis proyectos y mis clientes. 😀

¿Y tú? ¿Seguís haciendo “SEO”?

Edúcate antes de contratar un SEO

En estos días que parece que muchos saben -y hasta hacenSEO”, el nivel de educación sobre el tema aún es menos que “básico” en las empresas.

De ahí que participo en eventos como “evangelizador” del tema, pues creo importante que ellas así como agencias de publicidad, particulares o cualquier persona interesada tenga criterio (comportamiento adecuado tomando las decisiones en forma asertiva) a la hora de seleccionar un proveedor que lleve su estrategia de mercadeo en línea o simplemente “SEO”.

Esto, pues sin ningún conocimiento –aunque sea elemental, se hará difícil reconocer los muchos “vende-humo” que abundan en el mercado que no saben ni siquiera “qué venden” (no es lo mismo SER que APARENTAR).

Y es que en este “mundillo” lleno de algoritmos matemáticos y un poco de arte inclusive, cualquier mala decisión por inofensiva que parezca tiene su precio.

Solo por mencionar cinco acciones poco o nada relevantes de un pseudo-SEO:

  1. Generación de enlaces en sitios miles de buscadores o sitios “basura”. ¿Para qué generar enlaces desde sitios sin valor para los usuarios y mucho menos para Google?
  2. Colocación de enlaces hacia otros sitios en tu propio sitio web. ¿Acaso te pagan dinero por colocar enlaces de otros sitios dentro del tuyo?
  3. Sobre-optimización de Meta-datos como si estos fueran todavía “importantes”. ¿Todavía crees que sin keywords en tu código fuente no vas a posicionarte?
  4. Búsqueda de sitios con PageRank “alto” para solicitar intercambio de enlaces. ¿Qué es el PageRank hoy en día? Ni siquiera para Google esto parece que tenga algo de valor.
  5. Medición de ranking de Alexa para valorar métricas de su “estrategia”. ¿Quién es Alexa? ¿Quién utiliza Alexa para buscar información?

En mis años de experiencia donde hasta dejé de enviar ofertas de trabajo por su “prostitución”, creo que deberías desconfiar de empresas o personas que:

  • Te garantizan posicionamientos orgánicos en cuestión de días ¿Es en serio? Si es tan sencillo, deberías poder hacerlo tú mismo. ¿No crees?
  • Se auto-proclaman “expertos” porque han posicionado un sitio web para palabras/frases clave que nadie busca -excepto ellos mismos- en nichos de mercado de bajo volumen de búsquedas: ¿Acaso crees que posicionar un sitio de “Viajes” es lo mismo que otro de “Zumo de Frutas”?
  •  Te envían una oferta de trabajo “SEO” sin tan siquiera conocer un poco sobre tu “sito web”; ¿Cómo lo hacen? Claramente no saben ni lo que están vendiendo… ni mucho menos, haciendo.

keep-calm-and-educate-yourself-SEO

Pero no te preocupes. Google es generoso y aconseja algunas preguntas útiles para formular cuando busques un “SEO”:

¿Pueden mostrarme ejemplos de su trabajo y conocer la experiencia de sus clientes?

Es muy sencillo: ve a Google y que te muestre ejemplos reales, llama al cliente y valida. Listo.

¿Qué tipo de resultados esperan obtener y en qué plazo de tiempo?

Deberías de obtener una respuesta sólida y la justificación del caso. Todos los proyectos son diferentes.

¿Qué experiencia tienen en el sector en que opera mi empresa?

Sin experiencia previa en tu nicho de mercado o algo parecido; ¿Cómo crees que pueda ayudarte?

¿Cuánto tiempo hace que se dedican a este negocio?

Vamos… en una profesión en donde el modelo “prueba-error” es fundamental, ¿cómo crees que alguien recién comenzando a conocer este “mundillo” pueda ser quien dirija tu estrategia “SEO”?

Mira todo lo que el mismo Google aconseja acá y Descarga la guía de optimización para motores de búsqueda tú mismo (PDF).

No creas que cualquier persona o empresa que ofrece el servicio “SEO” es realmente un “experto” solamente porque lo dice. Como dice el refrán: El conocimiento es poder. ¡Así que ármate!

Administra tu página de Google+ ASAP

No dudo que tengas tu cuenta personal y de empresa –o para tus clientes –en  Facebook o Twitter.

Pero, si te pregunto sobre tu(s) cuenta(s) en Google+, podría apostar a que quizá ni siquiera la tienes configurada… 😛

Pero no te preocupes, pues aunque no lo creas Google podría estar haciéndola en estos momentos… (al menos es mi hipótesis).

Mirando algunos resultados para búsquedas de empresas en mi país (Costa Rica), me encontré con esos recuadros al lado de los resultados orgánicos un poco extraños, los cuales en algunos casos re-dirigen hacia páginas de Google+ que parecen no tener un “dueño”… excepto Google mismo.

Mira estos tres ejemplos:

google-local-places-britt google-local-places-hotel google-local-places-mc

Dentro de estos recuadros, es posible encontrarse: fotos que no pertenecen al lugar, direcciones erróneas, números de teléfono no válidos, comentarios poco o nada relacionados con el negocio, etc.

Una vez dentro de la página de Google+, lo más curioso de todo es la pregunta: ¿Es este tu negocio?

¿Qué hacer para que no te suceda algo similar?

Siempre he dicho que con “Google nunca se sabe”. Sin embargo, algunas acciones que consideraría importante que revisaras de tu empresa dentro de Google como “aliado comercial” son:

  • Locación en Mapas de Google lo más exacta posible
  • Dirección física clara dentro de tu sitio web
  • Números de teléfonos válidos actualizados
  • Fotografías alusivas al core de tu empresa
  • Enlace desde tu sitio al perfil de Google+

Todos estos “factores locales” quizá ayudarán a que Google construya tu página de Google+ mucho más apegada a la realidad…  aunque quizá lo mejor es que te anticipes y lo hagas tú mismo ASAP.

Toma en cuenta que el primer requisito infalible es que tengas una cuenta de correo válida propiedad de Google; es decir @Gmail

Luego, te dejo este enlace para que comiences tu aventura por Google+ :)

Y no olvides que ya existen cuentas validadas dentro de Google+ (pero ese es otro tema que podríamos conversar más adelante).

¿Tienes tu página de empresa en Google+?

5 Preguntas Clave antes de contratar el SEO

En días donde parece que muchas empresas quieren “hacer SEO” y otros se autoproclaman “expertos en SEO” ofreciendoles el servicio, creo que es bueno cuestionarse algunas preguntas ANTES de proceder a contratar cualquier empresa -o profesional- que brinde este servicio.

1. ¿Qué buscas al contratar un servicio de SEO?

Muchas empresas buscan posicionar sus sitios Web como único objetivo. Siendo realista, esto podría ser una fantasía, pues conseguirán posicionamiento, pero nunca retorno de la inversión (ROI). El problema radica en que la mayoría de empresas venden el SEO como un servicio basado en rankings, incluso hasta irrelevantes. El rol del SEO implica mucho más que posiciones…

2. ¿Podrías mencionar el “estado” de tu sitio web actualmente, de cara a los motores de búsqueda?

Nadie tiene por qué saberlo todo, pero comúnmente los departamentos de mercadeo desconocen por completo algunos aspectos técnicos del sitio Web, algunos incluso letales de cara al SEO. Por ejemplo: sitios desarrollados en administradores de contenido (CMS) poco o nada amigables para una optimización efectiva, sitios enlazados desde miles de granjas de enlaces basura, sitios desarrollados en lenguajes de programación complejos u obsoletos, por solo mencionar algunos.

3. ¿Qué otras acciones de mercadeo en línea llevas a cabo, adicional al SEO?

El SEO por sí solo no hace magia. Es solo parte de una estrategia en línea que deberías llevar a cabo. Por ejemplo, mediante campañas Pago por Clic, compra de publicidad en sitios relevantes, utilización de plataformas sociales, generación de contenidos, gestión de boletines electrónicos, etc. Construir un ecosistema online es vital…

4. ¿Tienes realmente un presupuesto para invertir en SEO?

Las empresas carecen de partidas específicas para ciertos servicios, incluyendo el SEO generalmente. Este costo fijo por decirlo de alguna manera, tiene que estar incluido dentro de los costos de mantenimiento del sitio web, tales como el hospedaje, la generación de contenidos, anuncios en Google o Facebook, etc. Recuerda: “El SEO es un proceso, no un proyecto”.

5. ¿Conoces objetivamente a tu mercado meta, al que diriges tus productos o servicios en línea?

Es quizás uno de los motivos principales del por qué muchas veces la estrategia de posicionamiento nunca funciona. Las empresas que no conocen a cabalidad su target, nunca podrán dirigirse a ellos de la manera adecuada, incluso posicionados bajo palabras clave que parecen relevantes. Si el producto o servicio no es competente dentro de tu nicho de mercado, una primera posición no será sinónimo de ventas.

Y es que aunque algunos lo nieguen, “cualquiera puede posicionar un sitio web” si se lo propone, pero eso NO es “hacer SEO”.

¿Qué otras preguntas crees relevantes antes de contratar el servicio SEO?

SEO: Inversión a Largo Plazo

Algunas personas –para no decir muchas– visitan al dentista solo cuando les duele un diente, en vez de hacerlo al menos una vez al año como medida preventiva para evitar problemas de caries.

En el mundo real, sucede lo mismo con el servicio SEO.

Algunos buscarán un servicio de posicionamiento en buscadores SEO cuando perciben que su sitio no está posicionado donde quisieran… pero nada más allá. Una vez que consiguen este objetivo, creen que es hora de decir adiós al servicio – lo mismo que el dentista. Se olvidan de él hasta que les duela otro diente.

Sin embargo, cualquier servicio o trabajo de un SEO debería ser considerado dentro de la estrategia y el presupuesto de la empresa, así como el pago mensual de la hipoteca, el servicio de luz, el agua potable, etc.

¿Hasta cuándo?

Eso quizás dependa de variables como:

  • El presupuesto
  • La  expectativa del servicio
  • El servicio recibido (los resultados)

Alguna vez mencionamos que el “SEO es un proceso, no un proyecto”,  tratando de dejar claro que un servicio SEO contratado por horas jamás sería igual a un contrato semestral o inclusive anual… o sin fecha de terminación.

Obviamente, hacerle comprender esto a las personas que desconocen del tema SEO es algo extremadamente complejo, sobre todo cuando hacen una contratación temporal, esperando que sus sitios no se des-posicionen conforme pasan los meses.

Sin embargo, parte de la evangelización del tema -aún en estos tiempos de crisis- debe ir enfocada en hacer del SEO una inversión a largo plazo…

Vasta mencionar que Google trabaja todos los días en su algoritmo, Y NO DESCANSA!!!. Mostrar este video validará que es la realidad del “mundillo” SEO.

El mismo Google menciona esto:

Si está considerando la posibilidad de contratar a un SEO, cuanto antes lo haga, mejor!

Y no dice por cuánto tiempo, pues quizás “Nunca” es el mejor tiempo para decirle adiós… :)

¿No crees?

SEO: Recomienda tu Software Preferido

Como un SEO de la “vieja escuela”, era algo retraído para utilizar herramientas o software SEO, sobre todo aquellos  que prometían inclusión en más de 300.000 directorios; ¿Recuerdas?

Aún así, comencé a utilizar Web-Position-Gold y migré hacia IBP tiempo después. (es más, todavía conservo el manual de usuario impreso como recuerdo).

No obstante, cuando terminé de validar que ninguno en realidad era “mágico” como aparentaba -aparte de que tampoco hacía avanzar las posiciones un milímetro– conocí WebCEO y me “gustó” pues al menos permitía llevar un historial de posiciones más “gráfico” y mejor presentado que un documento en Excel…

Al día de hoy todavía utilizo este programa como consulta, y pensaba que algunos otras eran bastante similares… hasta que conocí SEOmoz.

Sí, SEOmoz; el software SEO que quiero recomendarte en este post. ¿Por qué?  Por muchas razones, pero expongo tres que me parecen geniales:

1. Crawl Diagnostics

¿Pensabas que con un simple “vistazo” podías determinar todos los errores en un proyecto SEO? Quizás deberías pensarlo dos veces. Mediante esta posibilidad, es posible determinar “errores” o simplemente sugerencias por corregir dentro de nuestros portales Web de cara al posicionamiento en buscadores SEO. Créeme que es impresionante lo que llegas a “conocer” desde el sub-mundo SEO 😉

2. Herramientas “todo en uno”

Aunque existen muchas herramientas para medir, calcular, etc., este software permite hacer lo mismo pero de una manera más rápida, ordenada y en un mismo lugar. Cada vez que necesites validar factores “On-Off Site”, los resultados obtenidos por medio de estas herramientas pueden simplificarte la vida y hasta hacer que tu cliente quede impresionado 😛

Comparación con la Competencia

¿Cuántas veces deseas conocer ciertos valores de manera rápida y gráficamente “comprensibles” además de atractivos para tus proyectos o clientes? o, ¿no sabes si el “paciente” no es lo que aparenta en relación a sus competidores? No busques más: acá lo tienes como “por arte de magia”!

Lo mejor: Sus grandes aportes a la Comunidad SEO

SEOmoz es mucho más que un software SEO; es toda una comunidad que constantemente nos brinda información práctica, actualizada y relevante mediante su blog, experimentos y sus viernes de “Whiteboard Friday”…

Conozco personalmente al fundador y algunos colaboradores. Incluso hasta me invitaron como parte del MozCation el año anterior, y me fascina el nivel de empeño y pasión por lo que hacen cada día para mejorar su producto.

Por esto -y aunque no sea en castellano; mi software Preferido & Recomendado hoy en día es SEOmoz.

¿Cuál es el tuyo, y por qué?

Por cierto: si todavía no la conoces o te animas a probarlo -pero sientes algo de curiosidad, puedes hacerlo hasta por 45 días sin costo alguno… es decir; Gratis!!! Solo ingresa a este enlace y sigue las instrucciones…

Sí: más que intentar que lo compres, los amigos de SEOmoz ofrecen a lectores de este blog (como tú) 45 días sin costo alguno para que también puedas validar si realmente “merece la pena” 😉

Precio vs. Experiencia SEO

En tiempos de crisis financiera eterna, parece que las empresas están considerando la variable “Precio” como un factor determinante para la selección del proveedor relacionado con el posicionamiento en buscadores SEO.

Si bien esto se “comprende”, lo que no consideran es que posiblemente quienes ofrecen los mejores precios no son precisamente aquellos quienes realizarán el mejor trabajo.

No es lo mismo un SEO que un SEO Apasionado

Leyendo una interesante nota de María José Cachón en este blog intitulada “Michael Jordan y el SEO”, llego a la conclusión de que quienes nos dedicamos a esto con verdadera pasión, lo demostramos con nuestras acciones.

Transcribo un par de párrafos que lo explican mejor:

En SEO cada vez encontramos mayor competencia, el mercado sigue madurando y existe cada vez más formación de marketing online, blogs especializados donde se ofrecen recursos, manuales y formas reales de posicionar páginas web, siguiendo (o no) los criterios de calidad marcados por Google.

La confianza en nuestro conocimiento (…) y en nuestra experiencia como SEOS, debe vencer siempre el posible temor que paralice nuestras acciones o reacciones. Desde la definición realista de objetivos, debemos trabajar por llegar a nuestra meta, sin miedo ni temor a fracasar, con el ahínco de un profesional íntegro, activo, ilusionado…

En otras palabras: la experiencia juega un papel MUY importante en el desarrollo profesional y el logro de objetivos, por lo que desplazarla simplemente por un valor numérico como el “Precio”, podría no ser la mejor decisión, además de traer posibles consecuencias negativas en un corto o mediano plazo.

Un SEO apasionado que realmente vive del SEO, practica, ejecuta y se compromete con su trabajo de acuerdo a sus necesidades y las aspiraciones del cliente.

El mismísimo Google recomienda en sus primeras interrogantes antes de contratar a un SEO:

  • ¿Pueden mostrarme ejemplos de su trabajo y conocer la experiencia de sus clientes?
  • ¿Qué experiencia tienen en el sector en que opera mi empresa?
  • ¿Cuánto tiempo hace que se dedican a este negocio?

Así que si buscas un SEO “barato”, quizás debas descargarte primero el PDF con la Guía de Optimización de Google. Aquí el enlace.

Recuerda que se denomina “Precio” al pago o recompensa asignado a la obtención de un bien o servicio o, más en general, una mercancía cualquiera (Wikipedia) … y un SEO apasionado con reconocida experiencia no da un servicio “cualquiera” 😉

¿No crees?

El SEO de cara a la Analítica Web

Aquello de que “La conversión de un sitio Web inicia precisamente cuando el SEO desaparece” quizás no aplique para estos tiempos de cambio…

En tiempos de re-crisis financiera, es común escuchar cómo los presupuestos de las empresas se vuelven cada vez más ajustados, llevando a sus gerentes a cuidar mucho más en dónde invierten su dinero.

Y aunque esto no está “mal”; el tema radica en que ahora la expectativa de ese dinero invertido se duplicó y esperan mucho más “a cambio” por el mejor precio posible.

Y esto se aplica también para este “mundillo” del posicionamiento en buscadores SEO; donde ahora, además de lograr una muy buena posición (Top 3, No 10), los clientes esperan un retorno de la inversión (ROI) más alto que nunca.

Para esto, quizás sea necesario encarar la “realidad” de la economía mundial, y darse cuenta que nuestra labor debería ir mucho más allá de unas posiciones relevantes y tráfico hacia un proyecto; ahora se trata de una estrategia económica integral que involucre más que la optimización de un sitio Web como tal.

La obligación de cualquiera que se autoproclame “Experto-SEO”, estará en identificar todos aquellos posibles factores relevantes de cara a incrementar las ventas, los contactos y demás elementos relacionados con las personas a quienes se intenta vender el producto o servicio: los usuarios-visitantes.

Es decir; olvidémonos por algún momento de posiciones, algoritmos y enlaces, para enfocarnos en aquellos detalles que están haciendo que los visitantes decidan -o no- comprar o reservar lo que ofrecemos u ofrece el cliente.

Para esto se hace indispensable un conocimiento sobre el tema de la Analítica Web, el cual permita identificar otros componentes de la ecuación en torno al comportamiento del consumidor que navega en Internet.

Todo esto podría suceder si nosotros mismos, nuestro cliente – o un tercero- se hace cargo de un análisis e interpretación exhaustiva de datos.

Sin considerarme un experto en el tema de analítica Web, estos son 3 valores a los que pongo especial atención cuando reviso datos estadísticos de tráfico:

1. Porcentaje de Rebote (Bounce Rate)

Si traes clientes y ellos no pasan de “tocar la puerta”; algo anda mal. Habíamos conversado del tema hace algún tiempo acá.

2. Efecto Cola-Larga (Long-Tail)

Aún con el reciente “Not-Provided” de Google, es importante considerar todas las posibles combinaciones “reales” que utilizan nuestros visitantes. Esto sin duda es de vital ayuda a la hora de determinar qué información es más relevante mostrarles (Un poco más sobre el tema acá).

3. Tiempos Promedio de Estadía-Cantidad de páginas vistas

Con el auge de las redes sociales por ejemplo, muchas veces se “confunden” o mal interpretan los datos que reflejan que “no todo lo que brilla es oro”.

La interpretación y el análisis de estos y muchos otros datos, son quizás más útiles de lo pensamos. Con ellos se pueden tomar decisiones desde implementación de cambios en la arquitectura de información, hasta temas de diseño y otros.

Lastimosamente, muchas veces el enfoque parece que se concentra en la consigna de ganar y ganar posiciones a como dé lugar, perdiendo las múltiples oportunidades que un buen análisis estadístico nos complementa en nuestra labor como SEO´s.

¿Qué otros datos utilizas para mejorar tu ROI?

Este post lo redacté después de esta lectura, que recomiendo (inglés).

¿Cuándo dar de alta un trabajo SEO?

Alguna vez conversamos sobre “cuánto debería durar un trabajo SEO”, donde una gran mayoría coincidimos en que una estrategia SEO debería de ser como mínimo de seis meses, y extenderse hasta el “Infinito”… según cada caso en particular.

Todavía mantengo mi posición de no realizar contratos menores a seis meses… aunque preferiblemente a un año plazo.

Pero; ¿Cuál es la realidad?

Aunque dedico la mayoría de mi tiempo a proyectos propios, también laboro para ciertas empresas como consultor SEO, en donde es común que se realicen contratos en los cuales se establecen los montos de inversión, el tiempo del servicio, entre otros detalles.

En el supuesto que todo haya resultado según lo esperado para ambas partes, sucede que después de brindado el servicio algunas empresas se cuestionen si deberían cancelar el servicio, pues están “satisfechos” y consideran que su sitio Web está posicionado (en un top3).

Si bien esto no está del todo “mal”, es importante considerar que Google implementa más de 500 mejoras a su algoritmo cada año.

Mira este video que lo explica más en detalle (está en inglés ):

Por otro lado, con esta ola “social”, PANDA, etc. se hace necesario un trabajo SEO diligente que se mantenga al tanto del día a día del mundillo. De ahí que muchas empresas incluso decidan en su mayoría contratar un colaborador SEO externo en vez de mantenerlo en planta (Lee las razones).

Siendo así; ¿Cuándo se debería entonces terminar el trabajo SEO?

Nunca.

El trabajo de optimizar sitios es una labor constante, que requiere de mucha práctica (prueba, error) y que pretende mostrar resultados positivos en un mediano o largo plazo. En otras palabras: el SEO es un proceso; no un proyecto.

Ya sea que las empresas decidan contratar a un SEO externo, o cuenten con las personas competentes para ejecturar el trabajo, deberán de considerar que la inversión para el SEO no se trata de algunas semanas o meses – a menos que los resultados sean malos por supuesto. Caso contrario, el SEO y/o responsables de la estrategia deberán ser capaces de alcanzar pero sobre todo mantener resultados – indistintamente de los cambios de algoritmo que sucedan en el camino…

Y aunque nadie puede garantizar resultados, yo insto a que los clientes sigan el consejo que el mismo Google indica:

Si está considerando la posibilidad de contratar a un SEO, cuanto antes lo haga, mejor.

No hay excusa para dar de alta un trabajo de optimización SEO… a menos que tengas personas dedicadas 100% a esto dentro de tu empresa, o lo hagas concienzudamente tú mismo 😛

¿Qué opinas sobre este tema?

¿Por qué las empresas deciden contratar un SEO externo?

Hoy en día no hay duda que el tema del SEO tomó “fuerza”, y ha hecho que algunos se apresuren por contratar un “SEO” tiempo completo en sus empresas…

Es común ver anuncios publicados con titulares como:

  • “Busco Experto SEO”
  • “Busco Especialista en SEO”
  • “Experto SEO en posicionamiento en Google”
  • “Busco técnico experto SEO para mi empresa”

Sin embargo – y según los resultados (PDF) de una encuesta realizada- por SEMPO recientemente (a más de 900 compañías y agencias en más de 66 países) demostró que la tendencia parece ser más bien contratar un servicio de SEO externo; ya sea por medio de una empresa o bien, un consultor SEO independiente.

¿Las razones?

Las primeras tres razones para contratar un proveedor externo SEO en vez de tener uno en “casa” son:

  1. Personal poco capacitado para ejecutar SEO en la empresa
  2. El mucho tiempo que dedicar al SEO cuando hay otras cosas que hacer
  3. Carencia de herramientas y tecnologías apropiadas

Mira la gráfica:

*Resulta algo interesante que la quinta razón del porqué sucede esto se relaciona con el costo; pues consideran que es más “económico” contratar un servicio SEO externo que mantener a una persona en el puesto (?)

Basado en mi experiencia, creo que quizás la principal razón del porqué las empresas no tienen una persona “exclusiva” para hacer SEO dentro la empresa -aparte del presupuesto- es el desconocimiento generalizado sobre el tema, el cual directamente les dificulta mucho desde crear el puesto de trabajo, contratar a la persona indicada, así como controlar su progreso, entre otros.

Hacer SEO “In-house” implica responderse muchas preguntas como estas; al igual que contratar el servicio. La diferencia radica en las expectativas que se tengan al respecto…

Un personal poco capacitado en el tema y/o dedicado a múltiples funciones dentro de la empresa -diseño, diagramación, redes sociales, reuniones de mercadeo, etc.- podría “entorpecer” el tiempo que se requiere constantemente para estar al día con las últimas tendencias de este arte de posicionar sitios.

Por otro lado, la contratación de una empresa o consultor SEO no es una tarea sencilla. Esto podría ser algo complejo y se hará necesario cuestionarse también algunas preguntas como las que el mismo Google sugiere

Según tu experiencia, las empresas deben; ¿Contratar un SEO externo o hacerlo en “casa”?