¿Tienes un sitio (sobre) optimizado?

Hace tres años atrás, Matt Cutts -sí, el de la foto de arriba- se refirió al tema de la sobre-optimización de los sitios Web como algo más del lado “oscuro” (SPAM) que otra cosa y que Google no penalizaba esta técnica en particular (mira el video).

Sin embargo, parece que Google penalizará aquellos sitios sobre-optimizados. Al menos así lo dijo el mismo Matt Cutts la semana anterior (audio disponible en inglés acá).

El tema del “black-hat” en el mundillo SEO es muy conocido, y se ha dicho que es más ético que otra cosa. Ahora bien, sabiendo que Google penalizará aquellos sitios optimizados en “abundancia”;

¿Cuál será la línea delgada entre un sitio optimizado y otro sobre-optimizado?

Podríamos citar muchas técnicas que podrían hacer parecer tu sitio Web sobre-optimizado, pero tres de las más utilizadas son:

1. Keyword Stuffing (Uso excesivo de palabras clave)

¿Repites mucho las palabras clave en tu texto? El “uso excesivo de palabras clave” hace referencia a la práctica de llenar una página web con palabras clave con la intención de manipular el ranking de un sitio en los resultados de la búsqueda de Google. Esto incluye texto oculto. Puedes leer cómo el mismo Google lo explica en detalle…

2. Duplicate Content & Sites (Contenidos y Sitios duplicados)

¿Cuántos dominios tienes con sitios y contenidos muy similares entre sí? No hagas varias copias de una página Web con diferentes dominios (URL). Muchos sitios ofrecen versiones de solo texto o versiones “light” de páginas que presentan el mismo contenido que el de las páginas principales con tal de incrementar el tráfico.

3. Buying or Links Exchange (Compra o intercambio de enlaces)

¿Quién te enlaza? Ten en cuenta que Google pueden distinguir los enlaces “naturales” de los que no lo son. Los enlaces naturales a tu sitio se desarrollan como parte de la naturaleza dinámica de la Web cuando otros sitios lo consideran valioso y útil. Por lo cual; no es lo mismo a un intercambio de enlaces condicionado y mucho menos, a pagar por ellos.

Recuerda que si además de estos elementos equilibrados, tienes un sitio Web que genera “engagement” (o arte de conseguir que tus visitantes permanezcan en él) demostable por medio de tus datos analíticos, te ayudará a tomar decisiones importantes para mejorar variables tales como el porcentaje de rebote, fuentes de tráfico, etc. y harán a un Google Feliz 😛

Por otro lado, no olvides que cualquier proceso de optimización SEO abarca mucho más que Metadatos y Enlaces: incluye áreas como la creación de contenidos relevantes y su impacto para los visitantes, con el objetivo de “engancharlos”. Y esto será otra señal para Google incluso que muchos enlaces entrantes…

Y no creas que Google “odia” o piensa que todos los SEOs sobre-optimizan sus sitios Web. Al menos así lo dijo Matt Cutts hace poco tiempo. Mira el vídeo.

Todo parece apuntar a que Google evitará aquellos SEOs que abusan de su “conocimiento” y mañas “oscuras” para posicionarse por encima de sitios con mucho mejor contenido y “engagement” para los usuarios. Algo que un PANDA nos está recordando últimamente 😉

¿No crees?

Créditos de la imagen utilizada.

El poder detrás del Long-Tail

Todavía me “sorprende” ver estrategias de posicionamiento enfocadas en palabras clave tan genéricas casi como imposibles de alcanzar… las cuales si bien son relevantes en términos de volumen de tráfico, conllevan un trabajo arduo de optimización en todas las vías posibles (On-Off Site).

Y aunque también soy amante de posicionarme para frases clave genéricas, también incluyo frases más segmentadas. De ahí que en algún momento me referí al “efecto Long-Tail de cara al SEO”, pues se podían obtener resultados interesantes con un esfuerzo más moderado y enfocado.

Pero no ha sido sino PANDA quien en su afán de mostrar resultados cada vez más “exactos” y relacionados con las búsquedas, ha confirmado que las fuentes de tráfico desde palabras clave menos genéricas son un éxito rotundo.

Mira esta gráfica:

Para este proyecto en particular, más de un 70% del tráfico orgánico proviene de combinaciones de palabras clave segmentadas (efecto Cola-larga), las cuales aunque con “poco” volumen de búsquedas, en conjunto aportan la mayoría del tráfico.

Ahora bien; todo es una combinación de factores según cada caso en particular. Por ejemplo:

La Competencia

Hay nichos tan poco competitivos, que las palabras clave genéricas se convierten en un arma “letal” para obtener tráfico calificado, de manera rápida y sin mayores complicaciones. Caso contrario ocurre con nichos saturados, donde el esfuerzo muchas veces no se ve recompensando con resultados de tráfico.

Los Contenidos

Un sitio que aporta contenidos regularmente por medio de su blog o debido a su giro comercial, es sin duda un perfecto postulante para apuntar a frases clave segmentadas; las cuales en conjunto generarán mucho tráfico desde diversas fuentes. Por el contrario; sitios con contenidos básicos en nichos complejos no tienen la misma oportunidad para alcanzar ese TOP3 (que no es lo mismo que el TOP10) si solo enfocas palabras clave genéricas.

Arquitectura de la información

Los sitios desarrollados en administradores de contenidos (CMS) amigables de cara al SEO (como WordPress), tienen una mejor probabilidad de alcanzar el éxito contra aquellos que aún cuando generan contenidos, lo hacen de manera dinámica para efectos de buscador. Un buen CMS crea un ecosistema capaz de valerse por sí mismo efectivo para estrategias de posicionamiento por medio de frases clave segmentadas.

Si desde hace algún tiempo apuntas a palabras clave muy competitivas -genéricas- y todavía no logras alcanzar tus objetivos de posicionamiento, quizás puedas considerar ampliar el rango de acción y conseguir lo que el cliente-o tú mismo buscas: posicionamiento acompañado de conversión.

Alguien lo ilustró de esta manera:

Mucho tráfico + No Cualificado = – ventas
Menos tráfico + Cualificado = + ventas

Es decir: Posiciones y Tráfico no son la misma cosa. Pero el Long-Tail es un gran aliado para generar conversiones; ¿Acaso lo has notado?