El poder detrás del Long-Tail

Todavía me “sorprende” ver estrategias de posicionamiento enfocadas en palabras clave tan genéricas casi como imposibles de alcanzar… las cuales si bien son relevantes en términos de volumen de tráfico, conllevan un trabajo arduo de optimización en todas las vías posibles (On-Off Site).

Y aunque también soy amante de posicionarme para frases clave genéricas, también incluyo frases más segmentadas. De ahí que en algún momento me referí al “efecto Long-Tail de cara al SEO”, pues se podían obtener resultados interesantes con un esfuerzo más moderado y enfocado.

Pero no ha sido sino PANDA quien en su afán de mostrar resultados cada vez más “exactos” y relacionados con las búsquedas, ha confirmado que las fuentes de tráfico desde palabras clave menos genéricas son un éxito rotundo.

Mira esta gráfica:

Para este proyecto en particular, más de un 70% del tráfico orgánico proviene de combinaciones de palabras clave segmentadas (efecto Cola-larga), las cuales aunque con “poco” volumen de búsquedas, en conjunto aportan la mayoría del tráfico.

Ahora bien; todo es una combinación de factores según cada caso en particular. Por ejemplo:

La Competencia

Hay nichos tan poco competitivos, que las palabras clave genéricas se convierten en un arma “letal” para obtener tráfico calificado, de manera rápida y sin mayores complicaciones. Caso contrario ocurre con nichos saturados, donde el esfuerzo muchas veces no se ve recompensando con resultados de tráfico.

Los Contenidos

Un sitio que aporta contenidos regularmente por medio de su blog o debido a su giro comercial, es sin duda un perfecto postulante para apuntar a frases clave segmentadas; las cuales en conjunto generarán mucho tráfico desde diversas fuentes. Por el contrario; sitios con contenidos básicos en nichos complejos no tienen la misma oportunidad para alcanzar ese TOP3 (que no es lo mismo que el TOP10) si solo enfocas palabras clave genéricas.

Arquitectura de la información

Los sitios desarrollados en administradores de contenidos (CMS) amigables de cara al SEO (como WordPress), tienen una mejor probabilidad de alcanzar el éxito contra aquellos que aún cuando generan contenidos, lo hacen de manera dinámica para efectos de buscador. Un buen CMS crea un ecosistema capaz de valerse por sí mismo efectivo para estrategias de posicionamiento por medio de frases clave segmentadas.

Si desde hace algún tiempo apuntas a palabras clave muy competitivas -genéricas- y todavía no logras alcanzar tus objetivos de posicionamiento, quizás puedas considerar ampliar el rango de acción y conseguir lo que el cliente-o tú mismo buscas: posicionamiento acompañado de conversión.

Alguien lo ilustró de esta manera:

Mucho tráfico + No Cualificado = – ventas
Menos tráfico + Cualificado = + ventas

Es decir: Posiciones y Tráfico no son la misma cosa. Pero el Long-Tail es un gran aliado para generar conversiones; ¿Acaso lo has notado?

El efecto Long-tail de cara al SEO

Existe una historia muy conocida, donde se relata el poder del Long-Tail en las ventas…

Pero entrando en detalle y aplicado al posicionamiento en buscadores SEO, el efecto del Long-Tail -también conocido como “efecto cola-larga”– pone de manifiesto aquella teoría de que quizás “no todo lo que brilla es oro”.

En un artículo, Chris Anderson (creador del concepto) se refirió a esto diciendo que:

La figura de la “cola-larga” proviene de la teoría económica y del marketing tradicional: se trata de una corrección de la famosa distribución de Pareto. En este nuevo escenario, el único secreto es que el 20 por ciento de los productos ya no generará el 80 por ciento de la venta. En esquemas hipersegmentados, el poder de los nichos crece, y cada producto, por insignificante que sea, parece encontrar un comprador… por lo que el esquema que grafica eso se hace más achatado, casi infinito…

Es decir, que podríamos generar quizás mayor calidad de tráfico hacia nuestro sitio Web bajo palabras no genéricas, en comparación con aquellas que sí lo sean…

Algunos han recomendado hacer este sencillo experimento, el cual consiste en:

  • Sumar el tráfico que generan las 10 palabras clave que más tráfico orgánico (no pago) traen hacia nuestro sitio Web.
  • Obtener el total de tráfico de las demás palabras clave (palabras de “cola-larga”).
  • Hacer un análisis breve y preguntarnos: ¿qué porcentaje del tráfico total representan las palabras clave de “cola-larga”?

A modo de ejemplo, les muestro esta lista con porcentajes de las 10 palabras clave que más tráfico orgánico generan a unos de los mejores portales que administro:

Long Tail y SEO

Sumando los porcentajes, obtenemos tan solo un 37%… lo que quiere decir, que quizás más del 50% restante del tráfico proviene de palabras clave tipo “cola-larga”.

Esto nos puede llevar a varias conclusiones, entre ellas:

  1. Si bien es importante posicionarse bajo términos competitivos, tampoco es garantía de que obtengamos el 100% del tráfico por medio de ellas.
  2. Las palabras no genéricas podrían representar un nicho interesante, y quizás a menor costo/esfuerzo (debido a que existe menos competencia).
  3. Las visitas por medio de palabras clave “cola-larga”, quizás tienen igual o mayor porcentaje de adquirir nuestro servicio/producto, que quienes nos visitan por medio de palabras más genéricas.

¿En qué otro punto crees que sea importante considerar el Long-tail para nuestra estrategia de posicionamiento SEO?