Game is Over. ¡Ya no busques más enlaces!

Una mala noticia surgió esta semana (en realidad no es mala excepto para algunas empresas que venden “SEO” y pseudoSEOs ).

Sí, esos quienes (todavía) seguían colocando enlaces (links) para sus clientes en todo tipo de sitios web incluyendo plataformas sociales – y especialmente en comentarios de blogs manipulando el “Anchor-Text” de estos.

No más enlaces SEO

No pudo quedar más claro lo que señaló el blog oficial de Google acerca de los enlaces que apuntan a tu sitio web:

Nuestra postura sobre los enlaces que apuntan a su sitio no ha cambiado: la participación en esquemas de enlaces y la compra de enlaces que pasan PageRank con el fin de distorsionar los resultados del motor de búsqueda sigue yendo en contra de nuestras directrices. 

Y acá no termina todo, pues astutamente estos pseudoSEOs utilizaban el mismo sitio web del cliente para colocar otros enlaces hacia sitios de terceros… es decir; montaban su propio “circo” con espectáculo de primer nivel. 😀

¿Sabes quién te enlaza?

Existen herramientas como OpenSiteExplorer de MOZ que podrían echarte una mano. Obviamente te tomará tiempo descubrir todos y cada uno de esos enlaces de mala reputación y dar de baja no es tan sencillo como parece.

En mi experiencia personal, prefiero no colocar enlaces de ningún tipo (Recomendado que leas: ¿quién dijo enlaces?), pero si es tan necesario hacerlo, colocar la etiqueta “nofollow” a los mismos. Como lee el mismo artículo:

Google depende fundamentalmente de algoritmos para evaluar y mejorar constantemente la calidad de los resultados búsqueda. No obstante, ocasiones Google puede llegar a tomar acción manual contra sitios web que utilizan técnicas de spam. Estas acciones manuales pueden tener por resultado desde la pérdida de posiciones hasta la eliminación por completo del sitio web en los resultados de búsqueda.

Recuerda que al final del día todo se revela. Así que en vez de enfocarse en conseguir enlaces de baja reputación, intenta crear contenidos interesantes y hacer de estos tu “Músculo” principal para ganar algunas posiciones orgánicas… vamos, ¡ya es hora!

¿No crees?