Más SEO. No gracias

Dejé de hacer “SEO” hace mucho tiempo (y no porque haya muerto como algunos dicen). Y creo que quien todavía hace “SEO” –o pretende hacerlo- sigue viviendo una especie de falacia y peor aún; puede que sus clientes sigan confiando en él.

Como estrategia aislada el “SEO” se convirtió en una especie de “isla” solitaria, viaje sin retorno.

Sí. Hoy las empresas necesitan mucho más que “SEO” para hacer que sus negocios en línea sean efectivos. Necesitan una verdadera estrategia digital que incluya mucho más de lo que puedes imaginar; incluyendo SEM como lo dije en un artículo pasado, y mucho más la parte del análisis web.

Si eBay perdió más de 200 milllones de dólares porque sus portales “sufrieron” pérdida de posiciones orgánicas y aún es rentable, imagina lo que puede ocurrir con tu (pequeño) negocio si desapareces de las posiciones privilegiadas que ostentas hace muchos meses o años si dependes del “SEO”. Pero esto no cuestión exclusiva del “SEO”. Va más allá.

Para los que siguen hablando sobre “SEO” con aquella relevancia de hace 10 años atrás como si fuera el gran descubrimiento del siglo XXI, es quizá un buen momento para que actualicen sus hojas de vida y se pongan al tanto de lo que pasa en la vida real.

No hay que ser ingenuos: un negocio en Internet que no considere a Google su socio comercial está perdido.

Pero no es casualidad que las empresas inviertan más dinero en AdWords que en “SEO” –ha sucedido desde hace mucho tiempo atrás. ¿Por qué lo han hecho? Pues no porque el “SEO” dejó de significar su fuente de tráfico principal, si no porque este no le generaba ganancias (utilidades).

show-me-the-money

Y es que el “SEO” nunca se trató (solo) de alcanzar posiciones

Muchos dejaron de confiar en el “SEO” pues les prometieron posiciones pero no ventas. ¿Te imaginas? Sin ventas no hay forma de mantener cualquier negocio, sea físico o en línea (sentido común).

Por lo tanto el “SEO” también debería ser sinónimo de ventas. Cualquier modelo de negocio que utilice el “SEO” solo para figurar en un TOP10 donde nadie busca y por ende, nadie consume: está en serios problemas.

No te cuestiones “qué” ni “por qué” hacer “SEO”; si no, ¿Para Qué?

Yo dejé de hacer “SEO” hace mucho tiempo. Pero no malinterpretes: ahora hago “SEO” con objetivos claros, como el de sonar la caja registradora de mis proyectos y mis clientes. 😀

¿Y tú? ¿Seguís haciendo “SEO”?